Los beneficios del turismo rural como conceptos de integridad con el entorno

 

Es curioso cómo los humanos nos desconectamos de los entornos rurales y lo raro que resulta en muchos casos volver a estos lugares y sentirnos cómodos. A simple vista puede parecer que siempre nos hemos movido sobre asfalto, pero nada mas lejos de eso. Somos seres de tierra, cazadores, recolectores y preparados para la supervivencia, aunque esa parte se haya aletargado con la evolución.

El turismo rural juega un papel importante, dado que sirve de nexo de unión entre lugares con densidades de población altas (con sus consecuentes de nivel de estrés) y aquellos en contacto con la naturaleza que nos aportan un equilibrio energético a todos los niveles.

Por lo tanto es necesario plantearse cómo esta parte, más auténtica, ligada con la cultura de nuestros antepasados, con nuestras raíces y con nuestra identidad, debe transmitirse a las siguientes generaciones, siendo estas las encargadas de salvaguardarla y seguir transmitiéndola.

El Turismo Rural juega un papel importante en este apartado, pero no entendiéndolo como una escapada sin interacción con el entorno, sino a una acción integradora en armonía entre los diferentes agentes encargados de estructurar la oferta turística de un destinos. Esto que puede parecer complicado, es tan sencillo como ir un fin de semana con la familia a un pueblo y poder disfrutar de sus costumbres, de su gastronomía, de una conversación con sus gentes…, es este tipo de cosas las que ayudan a transmitir identidad y constituir para el Turista una actividad enriquecedora y auténtica.

Por lo tanto, podemos encontrar diferentes formas y puntos de vista desde los que aprovechar esta actividad en el entorno rural:

  • Presupuestos adaptados a todo tipo de bolsillos, encontrando incluso numerosas ofertas para los amantes de la naturaleza y el campo con un presupuesto limitado.
  • El turismo como medio de exploración y descubrimiento de entornos singulares.
  • Para los niños, el turismo rural es recomendable, dado que esta actividad les pone en contacto con la naturaleza y les ayuda a entenderla desde el cariño y el contacto con estos entornos.
  • Oportunidad de desconectar del mundo agitado o de la rutina del día, a través de refugios de paz y tranquilidad.
  • Para el propio destino, constituye un importante dinamizador económico a través de puestos de trabajo gracias a la apertura o restauración de hospederías, posadas, hostales y casas rurales.
  • Restauración y rehabilitación de casas viejas, casonas, casas señoriales o edificaciones señoriales en hoteles rurales.

Son muchas las razones por las que el turismo rural debe potenciarse y seguir ganando interés entre todo tipo de público, pero más si cabe, entre las familias. Esta engloba diferentes valores que la hacen enriquecedora y potenciadora de economías de subsistencia que proliferan por la actividad del turista, ya que el turismo rural se caracteriza por ser integrador del resto de actividades económicas, contribuyendo a la perpetuación en esencia.

Aquí os presentamos una serie de motivos por los que debes plantearte viajar a los entornos rurales, ya que tienen mucho que aportar y puede enfocarse de diferentes maneras, sin necesidad de perder el encanto y la esencia:

  • Naturaleza. El entorno rural en el que se encuentran estos alojamientos son ideales para entrar en contacto, no sólo los niños, sino también los adultos, con la naturaleza.
  • Calidad. Alojarte en una casa rural no significa estar con las vacas y los cerdos pululando alrededor. Hay muchas que son auténticos hoteles de campo a los que no les falta de nada.
  • Cada vez son más las casas rurales que aceptan a mascotas en su interior. Es un factor que valoran mucho los viajeros, pues no tienen que renunciar a viajar con ellas, haciendo que la estancia sea cómoda e inolvidable para todos.
  • Playa o montaña. La disparidad de ubicaciones de las casas rurales hace que, si quieres pasar unos días en la playa, puedas hacerlo en una de ellas. Pero si por el contrario te gusta más la montaña, tengas la posibilidad de hospedarte en alguna, cerca de la nieve por ejemplo.
  • Hay muchas casas rurales que tienen capacidad sólo para dos personas, por lo que la intimidad será total y absoluta. A diferencia de los hoteles donde disponéis de una habitación, aquí podréis pasearos por la casa como queráis, pues mientras estéis en ella, no tendréis que compartirla con nadie.
  • A los pequeños precios se le suma el hecho de que muchas de ellas tienen ofertas permanentes u ocasionales que reducen aún más (si cabe) el precio por persona.
  • Cuevas, palacios, castillos, casas tradicionales. Los edificios donde puedes encontrarte casas rurales son cada vez más dispares. El hecho de poder reformarse en la actualidad nos permite alojarnos en construcciones del pasado que jamás hubiéramos imaginado.
  • Cercanía. El trato que recibes generalmente por parte de los propietarios es más próximo. En algunas ocasiones incluso viven en el mismo pueblo, lo que os puede ayudar para que si surge algún problema, puedan resolverlo en el mismo momento, sin tener que esperar su llegada desde la otra punta de la provincia.
  • Modernidad. A pesar de que rural pueda sonar a antiguo, muchas de las casas rurales se han adaptado al presente ofreciendo en sus instalaciones conexión gratuita a internet.

Después de este recorrido por los diferentes motivos que hacen al Turismo Rural un concepto muy especial, es recomendable que todo el mundo aproveche y disfrute de una actividad tan completa, auténtica e interesante. Viajar en Familia a los paraísos que la geografía española nos ofrece es un auténtico privilegio, sobre todo cuando existe tanto por parte de los turistas como de los destinos, una concienciación y una solidaridad con las raíces de los pueblos.

 

 

 

 

 

 

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *