Turismo de Experiencias. El cliente busca la autenticidad de allá donde viaja

En los últimos años el turismo tal cual lo conocíamos, ha pasado de ser un viaje de ocio con pernoctación a una búsqueda de sensaciones y de actividades diferentes a las que hacemos a diario. Surge un debate por parte de los que piensan que siempre lo han sido, mientras que otro gran grupo opina que hay que cambiar la actividad turística tradicional hacia posturas más transversales y dinámicas, que proporcionen al turistas momentos inolvidables.

Las actividades turísticas quieren pasar de ser una actividad más en la vida de los ciudadanos, pasando a ser tras la búsqueda de las experiencias en momentos inolvidables. La esencia de esta nueva manera de viajar es la inmersión en la cultura viva del lugar que se visita. Siempre ha estado al alcance de los viajeros más sofisticados, pero hasta hace poco la oferta disponible era demasiado escasa como para permitir que se popularizase. Las propuestas disponibles hoy en día se adaptan prácticamente a cualquier presupuesto viajero y son de lo más variadas.

Existen innumerables posibilidades, tantas como la creatividad y las posibilidades de tu destino te ofrezcan:

  • Aprender gastronomía tradicional.
  • Conocer técnicas fotográficas de mano de un profesional.
  • Aprender a pintar con un artista profesional
  • Conocer trabajos sobre artesanía típica de la zona donde viajamos.
  • Convivencias en comunidades indígenas.

Existen posturas, como la que desarrolla el profesor de la Universidad de Tilburg, Greg Richards, que lleva años estudiando el turismo creativo, comenta tras su investigación que “la demanda creciente de este tipo de experiencias está vinculada a la necesidad del consumidor de definir su propia identidad a través de lo que consume, con el deseo de expresarse y de conectar con otros, aunque estén lejos. Las vacaciones ya no son un mero paréntesis para el descanso, se han convertido en espacios para el aprendizaje y el desarrollo personal”.

Existen proyectos interesantes como:

  • Trip4real: Una plataforma online donde recoge propuestas de actividades organizadas por personas autóctonas del lugar.
  • OpendoorsBerlín.  Plataforma que permite acceder a las casas de los berlineses y de sus formas de vida.
  • AgroturismoNavarra.  Destinos de agroturismo de Navarra, donde se puede pasar un fin de semana aprendiendo las labores del campo mientras se descansa en un lugar auténtico.
  • Molinotresgrandas. Proponen fines de semanas detectivescos convierten cada año a más de 500 personas en investigadores policiales de ficción.
  • StudiainItalia. Recopila cursos de dos semanas, que van desde pintar al fresco en Florencia hasta una semana para aprender cerámica en Taormina.

Por lo tanto, no se trata de un turismo en grado superlativo. La experiencia creativa es el motivo y se convierte en el recuerdo más importante del viaje. De esta forma debemos de implementar en nuestros destinos este tipo de actividades que hagan conocer al turista las realidades y la identidad de lo local, ya que esto es el principal valor que nos diferencia sobre los competidores.

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *