Turismo Comunitario como herramienta de desarrollo de zonas desfavorecidas

Cuando pensamos en turismo a muchos de nosotros nos vienen a la mente los hoteles, los resorts, grandes ciudades, infraestructuras, masificación…, y aunque sea una parte importante del turismo existen otros nuevos conceptos en ámbitos más pequeños y con una demanda creciente. Están surgiendo proyectos de menor tamaño en áreas rurales, autogestionados por las propias comunidades, sirviendo estos como vías de desarrollo a partir de un concepto Turismo Comunitario.

Si extrapolamos este concepto a cualquier pequeña comunidad, aparecen dificultades como la falta de recursos o aquellas derivadas de que el turismo no ha sido nunca su principal ocupación, ni tan siquiera una posibilidad que el propio autóctono haya barajado.

A la hora de plantearnos el turismo en áreas rurales debemos tener claro que la propia actividad turística no ha de ser la principal fuente de ingresos. Estos suelen ser la agricultura, la ganadería y la pesca, que por otra parte son las actividades que estas comunidades saben hacer bien porque se han dedicado a ello toda su vida. El turismo tiene que presentarse como una alternativa para aumentar los ingresos, un valor en alza socialmente solidario, reduciendo las desigualdades, dentro de proyecto cultural y ambientalmente sostenible.

El principal obstáculo derivado de la falta de profesionalización es que en general los proyectos se llevan a cabo a través de ayudas que no terminan de solucionar las dificultades, sino que ponen parches ante situaciones complicadas, con problemas muy enraizados y que necesitan mejoras más profundas. Por otro lado existen también complicaciones como la desconexión y falta de comunicación entre los agentes, que hacen perder el sentimiento de cohesión entre los encargados de conformar lo que será un destino o proyecto turístico. Esta falta de profesionalización y de estructura hace que no puedan conformarse proyectos en conjunto y el crecimiento sea más irregular, perdiendo así la fuerza que nos proporciona la unión y la pertenencia a una comunidad.

Para ejemplificar estos conceptos y que se pueda analizar en base a ejemplos prácticos, existen asociaciones y redes de turismo comunitario que se están convirtiendo en un apoyo más que importante para el Turismo Rural Comunitario en estas zonas: 

  • Redturs. Red de Turismo Comunitario en Sudamérica, con presencia en numerosos países.
  • Actuar.  Asociación Costarricense de Turismo Comunitario. Sus valores giran en torno a la protección de estos recursos naturales, generando medios de vida sostenibles a través de Turismo Rural Comunitario, a la vez que valoran la identidad cultural y la participación democrática y equidad de la comunidad en el uso sostenible de los recursos
  • Tusoco. (Red Boliviana de Turismo Solidario Comunitario) . Se presenta como una manera de acercarse a las realidades internacionales, revalorizando sus culturas y creando nuevas oportunidades de trabajo para sus hijos y descendientes en el área rural. Turismo respetuoso con la gente y el medioambiente, una propuesta basada en los preceptos de la economía social y solidaria
  • Tucum. (Red Cearense de Turismo Comunitario). Defiende el desarrollo turístico de una forma diferente y se apoya en las huellas de la tradicional sabiduría popular, gracias a unos incomparables parajes naturales. Compartir experiencias con los pescadores, las mariscadoras, la población autóctona y los agricultores de la zona: todos en conjunto son los guardianes de la memoria de los habitantes del mar.

Debemos partir de la base de que no se puede abordar mercados alternativos sin construir estructuras controladas por las propias organizaciones comunitarias. Tienen que ser ellos mismos, a través de la colaboración con redes nacionales o internacionales,  agrupaciones o entidades, entre los cuales se debe de decidir qué entra y qué no entra y, sobre todo, el porqué. Las propias iniciativas son las que, de alguna manera, tienen que dar garantías a los propios turistas sobre la autenticidad y el valor de sus proyectos. Estos son los mejores cimientos en torno a los que desarrollar adecuadas estrategias de comunicación y comercialización del turismo rural comunitario.

Enlaces de interés:

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *