Turismo accesible, responsabilidad con el ser humano y con el entorno

La mayoría relacionamos el concepto de accesibilidad en el turismo con el acondicionamiento para las personas con movilidad reducida de establecimientos, destinos  y todo tipo de empresas privadas. No es del todo cierto analizar este concepto como un tema aislado, ya que se está pasando convirtiendo en algo implícito en el turismo de calidad.

Los tiempos cambian y la adaptación a los nuevos ritmos y necesidades se hace cada día más latente en los productos turísticos. Ejemplos como el relax, el descanso, el trato personalizado, el confort, la calidad y la accesibilidad serán señas de identidad de un producto que demandará una gran parte del mercado turístico.

Este tipo de turismo adquiere relevancia no sólo por su importancia cuantitativa a nivel negocio, sino por la responsabilidad que tiene la sociedad sobre estas personas con una condición especial. Para ello deberíamos considerar una serie de conceptos interesantes alrededor del turismo accesible:

  • Casi mil millones de personas (15% de la población mundial) sufre algún tipo de discapacidad (fuente: Banco Mundial/ Organización Mundial de la Salud).
  • Estas personas afrontan graves impedimentos a la hora de viajar, quedando así desaprovechado su potencial como cliente en el mercado turístico.
  • La oferta turística no integra sistemáticamente la accesibilidad universal y existe una gran falta de información sobre los productos y servicios accesibles. Así como un desconocimiento casi total de los profesionales sobre cómo atender a este colectivo.
  • El turismo accesible es un derecho y a la vez una oportunidad para todos, ya que no solo beneficia a ciertos colectivos, sino a todo el sector turístico.
  • Las personas con discapacidad no deben quedar fuera de la actividad turística; tienen derecho a participar del turismo con la misma libertad y disfrute que cualquier otro viajero.
  • Se registra un bajo grado de satisfacción del turista con discapacidad.
  • Facilitar los viajes a las personas con discapacidad es un elemento básico y transversal de cualquier política de turismo responsable y sostenible.

Nos damos cuenta de que  se impone la necesidad de tomar medidas para hacer más accesibles nuestros destinos y superar las barreras que impiden a estas personas hacer su vida con normalidad. Por ello considero interesante analizar el problema tanto desde el punto de vista solidario como desde el económico. La especialización, en este apartado, se convierte en un claro diferenciador.

Podemos analizar diferentes ejemplos tanto públicos como privados que llaman la atención, ya que apostar por este tipo de turismo dice mucho de los lugares y de su implicación real con el turista:

  • Aragón apuesta por el Turismo Accesible: La acción de la Comunidad Autónoma de Aragón se centra en posibilitar y acercar los valores naturales y paisajísticos a las personas con movilidad reducida. Actuaciones concretas sobre centros de interpretación,  observatorios de aves,  miradores panorámicos, senderos y áreas recreativas. A su vez han promovido jornadas de sensibilización y formación en accesibilidad destinadas tanto a la ciudadanía en general como a las administraciones públicas, empresarios relacionados con la actividad turística o asociaciones de discapacitados.
  • Madrid dispone de doscientos cincuenta recursos accesibles.  Según el CENTAC, cuenta con ciento cuarenta y tres hoteles, cuarenta y dos museos, veintiocho restaurantes, catorce teatros y cines, catorce centros comerciales y seis instalaciones para ferias y congresos acondicionadas según diferentes categorías en relación al grado de adaptabilidad. Esta acción denota una gran implicación por parte de administración y empresa privada en este segmento de turistas.
  • Mallorca se posiciona como destino de Turismo activo accesible. En colaboración con la Fundación Handisport, el apoyo del Real Club Náutico de Palma (para su escuela de vela) y la Obra Social La Caixa se está promoviendo una corriente de turismo activo para personas con movilidad reducida en Mallorca. Las actividades que se realizan son la práctica de vela, piragüismo, esquí acuático, submarinismo, blokart (vela sobre ruedas), golf, senderismo en vehículos 4×4 y equinoterapia.
  • Guía de alojamientos y recursos accesibles de Castilla y León. De la mano de la Junta de Castilla y León, Predif y Aspaym se ha conseguido reunir un listado interactivo de alojamientos y recursos turísticos accesibles. Una forma sencilla de poner en conocimiento de este segmento de clientes unos recursos que permiten el normal desarrollo de su actividad turística.
  • Circuito sensorial en la comarca de Cuatro Valles en LeónSe trata de un circuito accesible para todo tipo de público, en el que los elementos interpretativos tradicionales se complementan con información en Braille, maquetas táctiles y diversos elementos en relieve.  También se dispone de folleto con información en Braille, así como de un sistema de audio-guías que, mediante una locución, describe algunos de los aspectos más interesantes del recorrido. El circuito sensorial se complementa con un área de pesca adaptada ubicada en el contraembalse de Selga de Ordás.

Tanto por su valor social como por su disposición como mercado creciente, el turismo accesible abre un amplio abanico de posibilidades a una tipología de turista que necesitan de esta implicación para poder “consumir” un determinado destino.

Por lo tanto, desde Cidecot apostamos por el desarrollo del Turismo en la Montaña de León con acciones de bajo impacto.  Nuestro objetivo es posibilitar la dinamización turística en base a la sensibilización y responsabilidad con el entorno. Creemos en la eliminación de barreras y en que el turismo sea una actividad de todos y para todos.

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *