Rutas Turísticas. Apuesta por acercar la cultura y la identidad de un destino

Cuando un lugar concreto apuesta por el Turismo como una de sus vías de desarrollo debe de actuar en consecuencia y facilitar al máximo el flujo de turistas. Debemos olvidar el concepto de desarrollo turístico como un proceso de generación espontánea. La competencia es muy fuerte en cualquier nicho de mercado y a la hora de salir a competir debemos tener muy claro que es lo que queremos conseguir.

Las acciones a llevar a cabo surgen del consenso entre iniciativa pública, iniciativa privada y población local. Hay diferentes fórmulas para llevar a cabo la gestión local del turismo,  entre ellas podemos encontrar el consorcio, la fundación o una sociedad económica mixta.

Volviendo a la temática del artículo, las rutas turísticas son vías de comunicación terrestre o marítima que han sido designadas como tal por su atractivo natural o interés cultural. El objetivo del artículo es que analicéis las partes de que debe constar una ruta turística, de manera que las podáis tener en cuenta y trabajar en base a unas líneas que nos ayuden a conformarla y poder aprovecharla como recurso turístico.

  • Inventario de recursos turísticos: Toda actividad turística debe arrancar de un recuento de recursos a partir de los cuales se pueda desarrollar estrategias y ejecutar acciones. Los recursos pueden ser de todo tipo, pero siempre partiendo una atractivo turístico. Adjunto una ficha de inventario como ejemplo, recogida en la UCLM (Universidad de Castilla La Mancha). A través de este documento podrás evaluar in situ las condiciones de mantenimiento y conservación del recurso y elaborar un dossier fotográfico de dichos recursos.
  • Georeferenciación de los recursos. De nada nos sirve tener el recurso si no podemos situarlo, por lo que necesariamente tenemos que georeferenciarlos para poder tenerlo en cuenta a la hora llevar actuaciones a cabo. Los Sistemas de Información Geográfica son las herramientas apropiadas para ello. Aquí adjunto en enlace al Sigpac de Castilla y León. 
  • Organización de los recursos. Llegados a este punto necesitamos catalogar y ordenar la información obtenida de los recursos turísticos. De esta forma podemos tener en cuenta cuáles son las potencialidades del destino que más tarde conformarán y darán forma a la estrategia que queremos conseguir.
  • Propuesta de Actuación. Se busca un eje temático sobre el que se vertebrará la ruta. En base a esta idea se eligen los recursos y los actores que servirán para darle forma. A la vez se elige una serie de recursos complementarios que enriquezcan lo que será la ruta y su atractivo.
  • Documentación de la ruta. Se debe analizar las diferentes fuentes de información vinculadas con ese tema, tanto a nivel académico como a nivel de conocimiento local. A partir de este contenido se desarrolla un discurso justificado y se lleva a cabo el planteamiento.
  • Conceptualizar la ruta. A partir del eje vertebrador que hayamos definido previamente; se  describe la ruta de forma más pormenorizada. Se plantean unos objetivos, enumeramos van a ser los Recursos y los actores seleccionados y por qué motivo.
  • Formato y soportes que utilizaremos: En este apartado trabajaremos todo el material que necesitamos, el tipo de lenguaje, cómo será la estética , el logotipo, las fotografías y las ilustraciones, idiomas… En general información operativa, de los soporte.
  • Información y promoción de la ruta (carteles, indicadores… ),  digital (bases de datos, webs, CD, DVD, vídeos, apps… ) , material impreso: directorios turísticos, catálogos, folletos, guías territoriales, guías temáticas, guías de carretera, mini-guías territoriales, mapas, monotemáticos, etc. Tanto a nivel local en la propia ruta, como una promoción a diferentes niveles que nos ayude a darla a conocer y  que sirva de atractivo turístico para la zona.

Una vez tengamos el objetivo de nuestra ruta y estos parámetros que propongo, será mucho más viable llevar a cabo una ruta turística. No olvidemos que el éxito de cualquier acción de este tipo requiere que todos los agentes estén implicados y pongan de su parte. El turismo es una actividad transversal que requiere de una implicación muy grande de toda la comunidad. Las rutas turistas son al fin y al cabo una escenificación de la puesta en común de un territorio sobre unos recursos y una idiosincrasia.

 

 

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *