Quiero emprender en verde

¿Qué negocios verdes son los que funcionan? “La respuesta es compleja. Hay proyectos fabulosos que no sabemos por qué no salen adelante; y otros menos atractivos que han sabido encontrar su hueco”, responde Eduardo Pereiro, director de la Fundación Conama, organizadora del Congreso Nacional de Medio Ambiente que se celebra cada dos años. Morales ha observado, no obstante, que hay un “resurgir” de iniciativas en el mundo rural con muy buenos resultados, sobre todo en el sector de la agricultura ecológica. “En entornos urbanos las ideas que tienen más demanda son las relacionadas con la consultoría en temas medioambientales a empresas, la movilidad sostenible o la eficiencia energética”, asegura.

En busca de ideas, o para comprobar si la propia es buena, una treintena de personas se reunieron el pasado 7 de octubre en el espacio Ecoworking de Madrid en un encuentro sobre ‘Nichos verdes’ organizado por Incubaeco. Víctor Viñuales, cofundador y director de Ecología y Desarrollo (Ecodes) expuso una batería de propuestas donde “debería haber empleo”. Así, el sociólogo considera que hay futuro en las iniciativas que promueven compartir bienes y servicios “en vez de tener propiedades”. Un ejemplo de esto es la compañía BlaBlaCar, creada en 2004 y que conecta a conductores particulares (con asientos vacíos) con viajeros. Viñuales también ve posibilidades a los proyectos encaminados a “rehacer, regenerar y reparar lo que hemos hecho”.

Por su parte Guadalupe García, responsable del programa Emprende Verde de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, considera que “los nuevos yacimientos de empleo verde están en el turismo sostenible o la rehabilitación de edificios con criterios de sostenibilidad, entre otros”.

Mueble hecho con cartón por Roberth Rojas.

María Cano poco sabía de nichos verdes o de creación de empresas. Esta licenciada en Ciencias Ambientales de 32 años, simplemente tuvo la intuición de que “la gran riqueza natural de España” podía ser un atractivo turístico. “El ecoturismo a nivel mundial está de moda”, explica. La idea tomó forma hace un año, cuando coincidió con el que hoy es su socio, Manuel González, experto en especies amenazadas, en un congreso sobre el lobo ibérico en Lugo. Ambos en paro en aquel momento, decidieron montar su propio negocio de ecoturismo especializado en la observación en directo de animales que normalmente solo se ven en los documentales como linces, osos o cetáceos. “En todas nuestras actividades los hemos podido observar. Fue muy emocionante cuando vimos orcas en Cádiz. Fue un éxito”, recuerda orgullosa.

El pasado junio ya se constituyeron como sociedad limitada en Castilla y León. Nació Más que pájaros. “Todavía no vivimos de esto. Al principio cuesta darse a conocer”, matiza Cano. Los clientes, sin embargo, no han dejado de aumentar y, con los números en la mano, estos emprendedores confían en que su empresa sea su modo de vida pronto.

Invertir o apostar por negocios relacionados con las áreas recomendadas por los expertos no garantiza, sin embargo, el éxito. Pereiro, de Corama, lamenta que se transmita el mensaje “de que hay que lanzarse a emprender alegremente, a veces, sin red”. Valentín-Gamazo coincide. Ha tenido que pasar un año y medio desde que fundó Enviroo para que el negocio empiece a ser viable. En su opinión hay que tener algún ahorro o un colchón económico para convertir una idea en negocio. Tampoco puede faltar la pasión, dice. “Hay que hacer un trabajo que harías aunque no cobraras, porque eso va a suceder un tiempo”, apunta.

Rojas vive con su pareja, que le sostiene económicamente hasta que aumente su volumen de ventas y clientes. “Gente que no busque muebles seriados, a medida y ecológicos”, detalla. De momento su taller es su casa, allí está fabricando la escenografía de una obra de teatro con cajas recogidas por la calle –“no de los contendores”, apunta– . “Necesitaban que cupiera en un maletero de un coche. Así que, es plegable”, explica el creador que espera tener su propio taller pronto.

Los informes sobre el futuro de los empleos verdes son esperanzadores, tanto para los que quieren emprender, como para los que busquen trabajo en empresas ya consolidadas. El Observatorio de la Sostenibilidad en España estima que se pueden crear un millón de empleos relacionados con la conservación del medio ambiente antes de 2020 en el país. La proyección de este organismo es, no obstante, de las más conservadoras. El estudio ‘Empleos verdes para una economía sostenible’, elaborado por la Fundación SustainLabour por encargo de la Organización Internacional del Trabajo, eleva el potencial de España a dos millones de empleos verdes para esa misma fecha.

vía Quiero emprender en verde | Sociedad | EL PAÍS.

Rural Empresarial es una plataforma para el Desarrollo Rural Sostenible promovida por Cidecot SLU, una entidad colaboradora del Grupo de Trabajo de la Universidad de Kansas como Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud en las áreas de Promoción del Desarrollo Sostenible y la Salud en las Comunidades.

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *