Los paisajes sonoros en su relación con el turismo

El concepto de paisaje es un concepto bastante amplio, que se ha analizado desde todo tipo de disciplinas. Para analizarlo de forma más pragmática, el paisaje es aquello que podemos ver. Según Brunet, se define paisaje como una porción de la superficie terrestre que el ojo abarca en un golpe de vista . Entonces ¿se podrían percibir un paisaje por algún otro de nuestros sentidos, además de la vista?

Aunque no nos hayamos detenido nunca a pensarlo, el olfato o el oído son parte fundamental e indisoluble de lo que percibimos y, llegado el caso, del paisaje que tenemos a nuestro alrededor. ¿Cuántas veces no hemos recordado un sitio, un ambiente o una persona por su olor? ¿Cuántos sonidos, aparentemente cotidianos, nos han marcado a lo largo de nuestra vida? Sin ir más lejos, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoce el sonido como un patrimonio intangible de los países, que da identidad a los pueblos por reflejar sus aspectos sociales, culturales, medioambientales, políticos e, incluso, económicos.

Volviendo al terreno turístico, hablar de la relación de  paisaje-turismo, debemos partir de que la implantación de la actividad turística, que están en gran parte basadas en la atracción que ejerce un determinado paisaje, convirtiendo a este en un bien de consumo gracias a dicha actividad turística. El turismo a su vez transforma y remodela inevitablemente ese paisaje, de forma más o menos traumática dependiendo del tipo de modalidad turística, lo que resulta paradójico cuando nos centramos en corrientes como la del Turismo Sostenible. Es por tanto que estas alteraciones pueden contrariar nuestras percepciones y a su vez el encanto que un determinado lugar tiene sobre el turista.

Se podría decir, por tanto, que los sonidos que nos han rodeado y nos rodean son un patrimonio a veces olvidado, pero con gran poder de atracción, de estímulo para desarrollar la imaginación, para la adquisición de conocimiento o para focalizar la educación de grupos sociales de diversa índole. Entonces, ¿por qué no apostar por ponerlos en valor?

Aquí desarrollo un pequeño listado de entidades y proyectos en los cuales tratan de salvaguardar nuestra herencia paisajística en cualquiera que sea el formato de la misma:

  • El Convenio europeo del paisaje (CEP), lanzado por el Consejo de Europa, tiene como objetivo fundamental promover la protección, gestión y ordenación de los paisajes europeos.
  • El  World Soundscape Project (WSP), El objetivo principal de este proyecto es de encontrar soluciones para un entorno sonoro ecológicamente equilibrado, donde la relación entre la comunidad humana y su entorno sonoro es en armonía. “Las iniciativas de este objetivo incluyen la educación acerca de la contaminación del paisaje sonoro y el ruido, además de el registro y catalogación de los paisajes sonoros internacionales con un enfoque en la preservación de marcas sonoras.
  • Wild Music Proyecto. Proyecto en el que se realiza una Exploración interactiva de la ciencia de la acústica y los sonidos de insectos, aves y mamíferos.
  • Proyecto “Paisajes sonoros y rutas turísticas”. Por parte de la empresa de rutas temáticas Turinea. Desarrollan esta iniciativa con la que pretendemos catalogar recursos sonoros como hilos conductores de rutas turísticas, promoviendo principios de responsabilidad turística en todos los agentes implicados directa o indirectamente en los destinos.E

Después de esta pequeña reflexión sobre la importancia del paisaje sonoro, me gustaría destacar cual es desde mi punto de vista la clave de la cuestión. Si algo singulariza los destinos, es la realidad que allí se desarrolla, y si se altera de forma que la población local pierde el arraigo y el sentimiento de pertenencia, se pone en riesgo la identidad de lugar.

Las amenazas ante este posible problema son muchas, de forma que son las administraciones y la sensibilización de los ciudadanos los que reconducen el desarrollo de los destinos.

Por lo tanto, para salvaguardar el turismo y la autenticidad del desarrollo rural, no hay que perder nuestra identidad, ya que es eso precisamente lo que nos hace singulares y atractivos de cara al turista.

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

2 Comentarios Los paisajes sonoros en su relación con el turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *