Los Millenials y Desarrollo Rural, la innovación y la tradición convergen en el Turismo

La generación Millennial o “Generación Y” es un segmento de consumidores específico en el se incluyen los jóvenes nacidos entre principios de los años 80 y principios de la década 2000. Su estilo de vida y pautas de consumo están provocando grandes transformaciones en la industria turística, de manera que muchos destinos y establecimiento ven en este colectivo una tendencia a la que le seguirán otros, de manera que posicionarse estratégicamente asegura ser visibles y accesibles para un sector de la población que seguirá en aumento.

Existen datos significativos que atribuyen gran importancia a este segmento. Según el reporte de Tendencias Digitales Conecta tu marca con los millennials, actualmente un 30 % de la población es Millennial. Por otro lado según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

Según el concepto de nueva ruralidad, el importante éxodo de población a las ciudades ejerce un efecto innovador sobre las poblaciones rurales. Esto a su vez genera unas condiciones ligadas a un mercado turístico competitivo que se ajustan a esta tipología de cliente.

Vamos a analizar, según los 6 rasgos diferenciadores de los Millennials según la revista Forbes, cómo los destinos rurales pueden cubrir las necesidades de este segmento de mercado a través de las “armas” que le caracterizan y de las nuevas tendencias innovadoras que están adoptando los destinos y empresas en el ámbito rural:

  • Nativos digitales. Si por algo se caracteriza este nicho de mercado es por el uso cotidiano de la tecnología. Para los Millennials no existe diferencia entre mundo online y offline. Para captar a este tipo de cliente se necesita tener un fuerte posicionamiento online, cuidar la estrategia de inbound marketing y apostar por la comercialización online, aunque utilicemos otras vías. Los destinos, los alojamientos rurales y la oferta complementaria asociada a esta clase de cliente debe adaptarse a estos entornos.
  • Multipantalla y Multidispositivo. Las estrategias integradas (on y offline), la concepción multiplataforma y la narrativa transmedia se imponen en las nuevas formas de comunicación y de atención al cliente. Es necesario transmitir la experiencia tradicional y auténtica de un usuario offline a los entornos online.
  • Movilidad y Appdictos. Un 78 % de los Millennials en Latinoamérica posee un móvil (un 10 % más que el año anterior), un 37 % tablet, un 70 % laptop y un 57 % desktop, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Los establecimientos y destinos rurales deben utilizar las Apps para la mejora de la experiencia en sus visitas turísticas. La integración del atractivo del destino a través de Apps que ayuden a interpretarlo posee un enorme potencial.
  • Redes Sociales. Un 88 % de los Millennials latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. No son sólo un medio de comunicación para ellos, sino una parte íntegra de su vida social. Según la encuesta de Telefónica Europa, Consultar, compartir y comentaren ellas es la principal actividad que realizan a través de sus Smartphones. Los millennials aprecian más aquello que pueden compartir que aquello que poseen. Si hay algo que deben explotar los agentes locales es la parte cercana con el turista. Al contar el turismo rural con volúmenes de clientes más reducidos, se permite la personalización a nivel de atención de cliente y personalización de productos/servicios.
  • Críticos y Exigentes.  Para los Millennials, las experiencias digitales negativas online y móvil tienen un impacto negativomucho mayor que sobre otros grupos de edad. La gestión de reputación online del producto o servicio turístico proporcionado, debe de cuidarse al máximo. Este perfil de cliente es muy sensible a las reviews y a las puntuaciones de redes sociales de viajes o plataformas de reserva. Según la encuesta entre Millennials realizada por la World Youth Student & Educational(WYSE) Travel Confederation, más del 70% de los jóvenes consumidores consultaron webs de críticas/comentarios y sobre el destino antes de emprender el viaje. La sencillez y la cercanía es también un factor determinante a la hora de generar opiniones sobre el agente implicado.
  • Personalización y nuevos valores. El turismo de masas ha derivado hacia un turismo con servicios más personalizados. Uno de los valores diferenciadores más valorados es la segmentación y la adecuación del producto turístico. Herramientas como el Social CRM, que aprovecha la innumerable cantidad de información y rastro digital que se comparte, difunde y genera en la Red, son muy importantes para gestionar nuestros contactos. Las compañías deben aprovechar también el potencial del Big Data (investigación, análisis, evaluación…) para ver cómo se comportan sus clientes y poder actuar en consecuencia. Todo ello para transmitir los valores tradicionales adecuados a una identidad y simpatía con el entorno, sin que con ello se descuiden las necesidades del cliente.

Tal como comenta la consultora estadounidense Boston Consulting Group,  los Millennials no son todavía el grupo más numeroso de clientes de aerolíneas, hoteles y otros operadores, pero lo serán en un plazo de cinco a diez años. Así que la oleada de transformaciones que están impulsando actualmente, va dando forma, al mismo tiempo, la industria turística del mañana.

Por lo tanto, los destinos rurales deben canalizar su potencial, que es enorme, hacia segmentos de mercado como el de los Millenials, ya que no son solo clientes, sino que son tendencias de consumo de información y de adecuación de producto que posibilitan competir en mercados en los que el turismo rural tiene mucho que decir.

 

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *