La formación en TIC para el mundo rural

El ritmo vertiginoso de la evolución tecnológica han hecho que las TIC estén presentes en gran parte de nuestras actividades cotidianas: en el ocio, en la educación, en la comunicación, en la forma de relacionarnos con los demás y cómo no, en el mundo de los negocios.

Según el informe de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC) titulado “Talent Mobility 2020, The next generation of international assignments”, es tal la importancia de las TIC en la sociedad y en el mercado, que quienes no sepan subirse a la “ola tecnológica”, no podrán sobrevivir en el futuro entorno profesional. Se estima que, en estos seis años de crisis económica, aproximadamente un 80% de los nuevos empleos generados han sido ocupados por personas con capacidades tecnológicas.

Esta realidad se acrecienta en relación a los pocos habitantes que quedan en nuestra montaña. A las dificultades añadidas en disponer de una conexión razonable, y la menor formación de los habitantes del mundo rural, se añaden las dificultades en la formación tecnológica de las personas desempleadas en el mundo rural. Se produce lo que venimos llamando “brecha digital”, no sólo como dificultades en el acceso, sino también en la diferencia de capacitación entre una persona del ámbito urbano y del ámbito rural. Esta situación es todavía más dramática en el ámbito de las mujeres rurales.

mujerapp

 

La comunidad de la montaña leonesa sería por tanto muy necesario un Plan de Formación para el uso de las TIC en el medio rural. Los objetivos no serían otros como:

  1. Capacitar a los recursos humanos de la montaña, según las necesidades de su sistema productivo.
  2. Mejorar la posibilidad de inserción laboral de sus habitantes.
  3. Contribuir al desarrollo socioeconómico del medio rural.

¿Podría promocionar de manera digital mi negocio de turismo rural? ¿Podría vender mis productos artesanos en una plataforma de ecommerce? ¿Podría controlar mi granja en remoto? ¿Podría gestionar de manera más eficiente un negocio? La respuesta siempre es sí.

Es por ello que si queremos transformar la economía de la Montaña Leonesa en una economía del conocimiento y la sostenibilidad, es necesario que las administraciones públicas apoyen actuaciones encaminadas a cerrar la brecha digital de la población del ámbito rural.

ecommerce_rural

 

Si en la montaña ya es difícil cubrir las necesidades básicas de formación, con escuelas que aglutinan un pequeño grupo de niños, imaginemos las dificultades que puede tener la población activa en formación TIC. Sólo a través de su alfabetización digital, podrán acceder a mercados más grandes para vender más, podrán acceder a más información en remoto, podrán realizar gestiones sin desplazamientos. Se podrían incluso optimizar algunos servicios públicos como educación, salud, transporte, etc. con un uso eficiente de las TIC, pero para ello, es necesario que la gente esté habituada a ese entorno y vean un ordenador como una herramienta útil y no como el trasto de los nietos.

Raúl Amarelle

Share

Comentarios

1 Comentario La formación en TIC para el mundo rural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *