El reto de las tecnologías de la información en el mundo rural

En la provincia de León hay 211 municipios. Según el INE a fecha 1 de enero de 2013, sólo 33 de ellos superan los 2.000 habitantes. Eso significa que la provincia de León es eminentemente rural, donde aproximadamente el 82% de territorio contiene el 23% de la población, lo que representa casi 9 hab/km2.

En el caso particular de la montaña leonesa, esas cifras aún son más dramáticas, ya que nos encontramos con una densidad de población aún menor. Es cierto que las diferentes AAPP tratan de garantizar “la igualdad de oportunidades” respecto a la implantación de las TIC en el medio rural, pero a la hora de la verdad, esos planes de expansión se hacen en unos cuantos pueblos-piloto, en operaciones a cuentagotas.

rural-cybercafe

Lamentablemente, el León rural no es rentable, así que esas zonas quedan fuera de los planes de despliegue de infraestructuras de banda ancha de los operadores. “Normal, para cuatro gatos que son”, pensará alguno. Sin embargo, cada día que pasa nos vamos alejando más de esa “igualdad de oportunidades”.

La brecha digital rural es la diferencia de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que existe entre la población rural y la urbana. Las TIC son un instrumento básico para luchar contra la despoblación, permiten articular mucho territorio con poca población y se da la paradoja, que los que más lo necesitan son los que peor acceso tienen, con lo que privamos al mundo rural de un acceso vital para su supervivencia.

Para garantizar la “igualdad de oportunidades” la implantación de las TIC en el medio rural debe basarse en tres pilares fundamentales:

  1. Tener infraestructuras adecuadas en el territorio.
  2. Realizar formación digital para sus habitantes.
  3. Disponer de servicios y contenidos digitales para cubrir sus necesidades.

Los problemas que se encuentran los habitantes de un entorno rural están claramente identificados: envejecimiento de la población, éxodo masivo de mujeres y jóvenes a las ciudades, altas tasas de desempleo, falta de servicios básicos, etc. Las oportunidades que brindan las TIC como instrumento contra la despoblación son:

  1. Mejora de la calidad de vida, ya que permite el acceso al teletrabajo, a la formación a distancia, a nuevas formas de ocio, salud, gestión con las administraciones, etc.
  2. Genera un beneficio social, ya que ayuda a superar el aislamiento social, al poder acceder a más gente o a más información.
  3. Fomenta un envejecimiento activo entre nuestros mayores.

vendes internet

Las empresas del mundo rural tienen el mismo objetivo que las del ámbito urbano, producir y vender, pero se encuentran con mayores inconvenientes: peores infraestructuras, reciben menos oferta de productos o servicios, tienen que realizar muchos desplazamientos (tiempo = dinero) y generalmente los empresarios tienen poca capacitación tecnológica.

Las oportunidades que brindan las TIC como instrumento para aumentar el dinamismo económico son:

  1. Ampliar nuevos clientes o mercados
  2. Diversificar las actividades económicas
  3. Aumentar ingresos, encontrando nuevos canales de venta
  4. Potencian el espíritu emprendedor y a la creación de microempresas
  5. Reducción de tiempo de gestiones y desplazamientos

Con todo lo expuesto, desde aquí solicitamos a las diferentes instituciones que aceleren en su esfuerzo para que las zonas rurales participen plenamente de una economía basada en el conocimiento.

Raúl Amarelle

Raúl Amarelle

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *