¿Donde se encuentra la magia de un destino turístico?

El concepto de destino turístico puede ser bastante ambiguo, ya que es complicado acotar tanto conceptualmente como geográficamente. Puede definirse como un subsistema en el espacio, entre dos sistemas más amplios, el sectorial-turístico y el geográfico, y como tal participa en parte de ambos y debe ser interpretado, planificado y gestionado atendiendo a sus elementos individuales, pero fundamentalmente a las interacciones que entre esos elementos se producen.

Si hacemos una retrospectiva de los lugares que nos han marcado, llegamos a simplificar todo en un entramado que nos conduce a ese momento especial en el que nos sentimos como en casa.  Desde Cidecot confiamos en el turismo como una ocasión única para hacer a los turistas que nos visitan, una pieza clave en el sistema que conforma todo tipo de entornos.

Es difícil definir donde están esos valores y esos puntos fuertes que nos atrae conocer o que nos marcan para el resto de nuestras vidas, una vez los hemos conocido. Ya no está en que los visitantes que visitan ciertos lugares sirvan como prescriptores, está en depositar en la persona que nos visita esa sensación indescriptible que le marcará para siempre.

Por lo tanto, ¿que es lo que entendemos desde Cidecot como magia dentro del concepto de destino turístico?

  • Hospitalidad. Cuando nos aventuramos a viajar queremos encontrar una hospitalidad que parta de la humildad de la comunidad que vamos a visitar.  Una hospitalidad que nos permita conectar y conformar una visita enriquecedora desde una naturalidad real.
  • Paisajes. Se buscan los paisajes adecuados a la cultura del entorno, no necesariamente vírgenes. La modificación por parte del ser humano también conforma paisajes, pero se debe de adecuar a las necesidades del lugar y a las expectativas que se estén desarrollado como destino.
  • Gastronomía. La gastronomía y el sabor de los lugares debe de perdurar en el tiempo. Si hay un sentido que ha de enamorarse in-situ, es el del gusto. Es complicado trabajarlo previamente y un potente potenciador de una experiencia plena y enriquecedora.
  • Conservación. La cultura es conservación y la autenticidad viene de salvaguardar el legado de nuestros antepasados. El turismo es una forma de premiar el esfuerzo que supone por parte de la comunidad el seguir con sus costumbres. El poder mostrarlo y ver como se valora desde fuera, nos permite tenernos más en cuenta.
  • Contrastes. La diversidad es una de las principales potencialidades que nos permite el hecho de viajar. El sentirnos desubicados, extraños y algo perdidos en el lugar que visitamos es un signo inequívoco de que estamos aprendiendo. Ahí ya es donde la comunidad tiene un papel protagonista y debe transmitir su cercanía.
  • Estilo de vida. Se busca la confluencia entre el ritmo de vida normal de una comunidad y el poder hacer pequeños paréntesis con sujetos externos. El mérito está en poder incluirlos dentro de nuestro estilo y hacerles sentir como en su propia casa.
  • Olores. Cada uno de estos aspectos son comunicantes. Si todo encaja y se retroalimenta, cada uno de los eslabones juega su papel. Los lugares son conjuntos de diferentes elementos y los olores son la traducción de los usos tradiciones y representativos del lugar.
  • Equilibrio. El último elemento y más representativo es el que da sentido al conjunto. El equilibro se encuentra a raíz de una adecuada puesta en común entre las sinergias de todos los agentes.

Después de un pequeño recorrido por estos conceptos subjetivos pero claros, solo me queda hacer un llamamiento por la sensibilización del turismo sostenible como canal de desarrollo y de proliferación de aspectos culturales y económicos. El objetivo consiste en partir de la base del turismo como medio controlado, no como concepto de masificación y explotación. Actividades coordinadas que nos conforman como unión de fuerzas y que nos posibilitan el perdurar en el tiempo.

¿Hay alguna otra magia de los destino turístico que nos hayamos dejado en el tintero? ¿Confías en la sostenibilidad del turismo como medio y no como fin?

Fuente de la imagen: http://www.salamanca24horas.com/

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *