Rural no es lo mismo que descuidado

revolA veces, a la hora de decorar o de equipar un negocio de turismo rural, se cae en el error de buscar lo tradicional más allá de la funcionalidad, con dudoso buen gusto o dejando de un lado las necesidades del presente.

La idea, por supuesto, debe ser otra.

De lo que se trata en la decoración y ambientación de una casa rural es de traer al cliente, por lo general residente en el medio urbano, a un ambiente que le resulte cercano, deseable y acogedor, sin pedirle a cambio que renuncie a sus costumbres o se amolde a viejas manías. El pote con el que guisaban nuestros abuelos está muy bien como objeto decorativo, pero intentar que lo utilicen lo inquilinos para calentar agua sólo tiene gracia si es como demostración para los más pequeños o como desafío, de cinco minutos, para los padres.

Los materiales empleados deben recordar al medio en que nos encontramos, por supuesto, pero su diseño, desde nuestro punto de vista, debe inducir a lo moderno, creando así el necesario contraste para remarcar que el campo y el medio rural no son un residuo del pasado, sino una opción perfectamente válida y completamente viva.

En ese sentido, por ejemplo, os invitamos a echar un vistazo al catálogo de Revol, una elegante marca de Caterideas, empresa dedicada al suministro de equipamiento para hostelería. Como podéis ver, tienen todo tipo de enfoques para cualquier estilo que se quiera dar a la casa, desde el más formal y tradicional, al puro contraste entre el ambiente rústico y el equipamiento más funcional.

Lo importante siempre es tener un estilo propio, saber lo que quiere el cliente, y compatibilizar ambas necesidades: satisfacer al cliente al tiempo que se conserva la esencia de la idea que alumbró nuestro proyecto.

Con esto, el éxito está asegurado.

 

Share

Breves consejos para montar una granja de cría de caracoles

Nuestro animal de granja

Nuestro animal de granja

Entre los recursos del medio rural, la ganadería siempre ha ocupado un lugar destacado. Lo que pasa es que al pensar en ganadería nos imaginamos normalmente vacas, ovejas y caballos. Pero hay otras opciones, cada vez con mayor valor añadido y con mayores opciones de comercialización. Vamos a hablar hoy de los caracoles, con unos cuantos consejos iniciales sobre el modo de montar una explotación.

Vayamos por partes:

-1- Terreno

En primer lugar debemos disponer de un terreno llano, bien saneado,  y donde se pueda dispones de agua, electricidad y buenas comunicaciones. La forma del terreno es importante, pues necesitamos cerrarlo bien y los terrenos irregulares son más caros y y ofrecen menores rendimientos.

-2- Crear líneas de engorde.

Este es el momento de distribuir el terreno en función del número de líneas de engorde de caracoles que pretendamos colocar. En general, se usan cajones de cincuenta metros de largos por dos metros de ancho, aunque existen otras medidas. Como hay que dejar pasos, cada líneas de cuenta como tres metros de ancho. Ojo a este cálculo, pues más de uno se ha encontrado con que no tiene por dónde pasar, o con que le sobra terreno, con el consiguiente desaprovechamiento.

-3- Estructura metálica

Entonces, con las líneas de engorde ya colocadas, hay que proceder a montar la estructura metálica. Se trata de un tema de construcción que no vamos a abordar aquí, pero que no es en absoluto compleja. En lo fundamental funciona como cualquier pequeña estructura metálica de una  nave ganadera.

 -4- Los nebulizadores

Concluida la estructura metálica, hay que preparar los nebulizadores para que los caracoles dispongan de la humedad adecuada, y se evite el impacto directo del sol. Una vez más, se trata de un tema técnico en el que se conviene contar con un profesional, pero la distribución del agua no difiere mucho de la que se emplea en un riego por aspersión. Y decimos la estructura, no el procedimiento: aquí se trabaja con nebulizadores, que consumen muchísima menos agua, y no con un sistema de riego.

-5- Asegurar el perímetro.

Para evitar que entren ratones o se escapen los caracoles, hay que colocar una malla fina, enterrándola unos 15 cm por debajo del suelo. En este proceso hay que tener particular cuidado, pues los ratones pueden causar verdaderos estragos en las líneas de cría.

-6- Cultivo del trébol

Una vez se haya montado el riego, se siembra el trébol, que será el hábitat de nuestros caracoles. A veces también se lo comen, pero la alimentación principal será a base de pienso. Hay que elegir el momento de la siembra para que el trébol esté crecido cuando comience el calor.

-7- Cubierta de sombra

El criadero debe estar protegido del sol directo, para lo que debemos colocar una malla de sombreo, de tamaño acorde al de nuestro criadero. La cubierta tiene que ser consistente de modo que se eviten los embates del viento y resista también la lluvia sin mayores problemas. Esta pieza, junto a la tela metálica de protección será lo que mayores problemas nos podrá causar en el futuro, así que conviene ser cuidadosos.

-8- Suelta de alevines

En este momento, se sueltan los alevines, y podemos empezar. Pero con paciencia, porque los alevines tienden a esconderse y a veces pensamos que se han muerto o se han ido, cuando en realidad suelen estar escondidos en el trébol.

Sobre las posibilidades comerciales de esta actividad ya hablamos otro día.

 

Share

Campo y formación: una oferta diferente

Aula de formación de una casa rural.

Aula de formación de una casa rural.

Innovar no es fácil. Y a veces, para innovar, debemos conseguir  en primer lugar modificar nuestros puntos de partida.

Cuando nos devanamos los sesos en busca de los recursos y fortalezas c0n que cuenta el medio rural para salir adelante solemos pensar, como es normal, en los productos del campo:  agricultura, ganadería y un amplio abanico de bienes en general extractivos como pesca, caza, silvicultura o micología.

Sin embargo, centrados en lo puramente material, a menudo olvidamos que uno de los productos más diferenciados que puede ofrecer una estancia en el medio rural es un tipo distinto de cohesión social, la nacida de la convivencia cerca de la naturaleza.

Desde mi experiencia en este tipo de iniciativas, tengo comprobado que un curso cualquiera, o unas jornadas formativas, son absolutamente diferentes y alcanzan unos resultados completamente distintos cuando se organizan en un aula alquilada en una ciudad que cuando se consigue organizarlas en una casa rural, haciendo que los participantes convivan un fin de semana, cinco días, o el tiempo que requiera la actividad.

Por mucho que nos empeñemos en centrar cualquier actividad formativa en su contenido, es imposible evitar el factor humano. De hecho, ni siquiera es deseable evitarlo.

Así, cuando el objetivo de la formación es el nacimiento de nuevos proyectos o la generación de lazos de confianza entre los participantes, tendentes a iniciar una nueva actividad o crear una red de desarrollo, resulta a la postre mucho más importante el grado de relación entre las personas que los detalles técnicos propios de una otra especialiadad.

Cuando las personas tienen tiempo para intercambiar realmente sus puntos de vista, cuando existe contacto real y sin prisas en lugar de volver cada uno a su vida diaria y sus preocupaciones después de unas horas de clase, aparecen los verdaderos puntos de encuentro entre emprendedores, o simplemente entre gente que comparte una serie de inquietudes.

Por lo normal, todos tendemos, en un contacto superficial, a dar por buenas las ideas más fáciles de aceptar, ser correctos, cordiales, y no entrar en verdaderos debates. Puede ser psicología o sociología, pero eso es lo que comúnmente hacemos. Sin embargo, en cuatro días de convivencia salen a la luz las simpatías, las sinergias y también las incompatibilidades, convirtiendo así un grupo heterogéneo y escasamente operativo en un grupo cohesionado capaz de llevar a cabo tareas de mucho más alcance.

El medio rural no puede ofrecer solamente senderismo, pesca y recogida de setas: una de nuestras mayores riquezas es la capacidad de ofrecer contacto humano, sosiego, tiempo para convivir y distancia, material e intelectual con la dinámica diaria de la sonrisa hueca, la prisa y la relación superficial.

Comprenderlo y convertirlo en una de nuestras fortalezas sería una gran ampliación de nuestros clientes potenciales.

 

 

Share

Una cámara en el campanario

Imagen de primeros  de diciembre

Imagen de primeros de diciembre

A veces las mejores ideas para dar a conocer un pueblo, o acercar a la gente del entorno urbano a la realidad del campo no pasan por grandes campañas, sino por iniciativas relativamente sencillas que, precisamente por su sencillez, sirven perfectamente a su cometido: demostrar que otro modo de vivir es perfectamente posible y puede también ser muy deseable.

En ese sentido, y cuando ya estaba convencido de haberlo visto todo en materia de promoción rural, me encontré hace poco con una red de cámaras web sobre animales, que abarca toda Alemania y cuya intención es mostrar el campo y servir de actividad ecológica y de relajación. Emprendimiento y desarrollo unidos a estética, y tal vez, para quien quiera sentirlo así, a una pizca de espiritualidad.

Me pareció una idea fantástica, tanto a nivel promocional como a nivel humano, y por eso la comparto hoy aquí con todos los lectores.

Que se ponga una webcam en un parque zoológico me parece interesante y puede tener su gracia, sin duda, pero que a alguien se le haya ocurrido poner una cámara web en el nido de una cigüeña para ver sus evoluciones, la cría da los polluelos, y dar de paso la oportunidad de ver cómo está el clima en el pueblo a los que viven fuera de él, creo que es una idea simple, atractiva y con el encanto de las cosas sencillas.

Y el caso es que seguro que tiene un montón de visitas y que las evoluciones de las cigüeñas relajan a mucha gente.

Hay montones de cámaras de este tipo, algunas incluso instaladas en gallineros, en cuadras, o simplemente en un árbol para registrar lo que pasa en el bosque. Una delicia que quizás podríamos imitar y que conviene visitar de vez en cuando.

Aquí va el enlace a la webcam de la cigüeña, como ejemplo.

Share

Biocombustibles y sostenibilidad

biocombYa sé que alguna gente piensa que las hogazas se hacen en las refinerías a base de derivados del petróleo, y puede que con el tiempo acaben por tener razón.
Ya sé que la mayoría de los españoles lo más cerca que ha visto una vaca es en el dibujo de un Tetrabrik, pero aún así habría que pedir un esfuerzo de racionalidad a la hora de exigir que se impongan algunas cosas, aparentemente ecológicas, pero totalmente criminales en la práctica.
Y me refiero a los biocombustibles, porque son el mayor timo de todos los tiempos y llevan camino de convertirse en un crimen contra la Humanidad.
No, no exagero.
En principio, la idea de aprovechar los sobrantes agrícolas para la generación de combustibles parece buena, pero la gente no ha pensado que los sobrantes se llaman así porque son precisamente eso: sobrantes. Su cantidad y su ciclo de producción dependen de las cosechas, como es obvio, y una industria tan importante como la de la automoción o la de la energía nunca dependerían del sobrante de otro sector. Por tanto, si los biocombustibles se imponen, habría que cultivar grandes superficies de vegetales de alto poder energético dedicados exclusivamente a la producción de biocombustibles. Y eso es lo que se está haciendo ya en algunos lugares con la soja y otras especies similares. Lo que pasa es que muy pocos se paran a pensar en los dos problemas, dos, que trae consigo esta locura:
-1- Los biocombustibles producen una cantidad gigantesca de CO2. No son combustibles fósiles, pero para producir esas cosechas hay que emplear maquinaria, que contamina, y fertilizantes en grandes cantidades para la el cultivo intensivo,. y eso contamina terribloemente,  tanto en su uso como en su fabricación.
Además, y pocos lo tiene en cuenta, cuando se realiza la cosecha, todas las raíces de las plantas quedan en la tierra y se pudren, dando lugar a descomunales cantidades de CO2 y otros gases. Por tanto, la producción de un litro de biocombustibles es más contaminante que la mayor parte de sus alternativas.
-2 El día que las tierras de cultivo sean una alternativa rentable a la producción de alimentos, muchos agricultores preferirán sembrar sus parcelas de biocombustibles en vez de plantarlas de comida. En estos momentos los alimentos tienen un precio escandalaosamente bajo en origen y eso hace que en algunas partes del mundo puedan aún comer de los excedentes que no se pueden vender de otro modo en los países desarrollados. Pero cuando esos excedentes desaparezcan, porque los agricultores prefieran “cultivar gasolina”, los precios de los alimentos subirán a toda velocidad, porque hemos puesto a los coches a pastar en el mismo prado que las vacas y nos sale más rentable tener coches que vacas en nuestro prado.
De ahí a la hambruna en los países pobres hay un paso.
Y de ahí a la hambruna en los países ricos, en caso de mala cosecha generalizada (que siempre las hay) puede mediar un paso también.
Por todo ello pido un poco de responsabilidad, sostenibilidad y cien gramos de cerebro a los que hablan de biocombustibles: contaminan, sobreexplotan la tierra y pueden matarnos de hambre. Las vacas en el prado y los coches en el garaje, por favor. No sea que que algún día tengamos que comernos un tapacubos en vez de una paletilla.
Javier Pérez

Share

Aumentan por tercer año, hasta las 68.692, las visitas a Las Médulas

Las visitas al paraje de Las Médulas, explotación de oro romana declarada Patrimonio de la Humanidad, crecieron en 2013 por tercer año consecutivo hasta situarse en las 68.692, lo que supone 4.569 más que en el ejercicio anterior

Según ha informado el Consejo Comarcal del Bierzo, con sede en Ponferrada (León), desde el año 2011, el número de turistas que ha acudido al Centro de Recepción de Visitantes que este organismo gestiona en el paraje ha aumentado cerca de un 17%.

Además, las visitas guiadas que organiza el Patronato de Turismo han experimentado un crecimiento mayor ya que durante el año 2013 un total de 22.714 personas hicieron uso de este servicio, lo que representa a un 33% del total de visitantes.

vía SoyRural | Cultura tradicional » Noticias » Aumentan por tercer año, hasta las 68.692, las visitas a Las Médulas.

Share

El papel clave de la coordinación comercial en el desarrollo rural

                Cuando nos acercamos a la problemática del mundo rural y su desarrollo, a menudo nos quedamos en un análisis superficial de los problemas, limitándonos a centrar nuestra atención en aquellos más visibles, como la destrucción del tejido agrario y ganadero, el despoblamiento, o la escasez de infraestructuras económicas y sociales que hagan más atractivo residir en el campo. Sin embargo, rara vez llegamos a focalizar nuestra atención en hechos económicos más complejos, como la deficiente  coordinación de la economía rural con los mercados actuales.

El cambio más profundo que ha sufrido la economía  en los últimos cien años ha sido el de la orientación del trabajo, y mientras no comprendamos ese hecho nos costará explotar las potencialidades del campo.

Desde el principio y durante muchos siglos, las unidades de producción orientaban su trabajo fundamentalmente al autoconsumo, dedicando solamente al comercio los escasos excedentes que se generaban. En nuestro medio rural, por ejemplo, el autoconsumo absorbía alrededor del 90% de la producción, dejando en manos de los mercados sólo el 10% restante, y esto fue así hasta ya bien entrado el siglo XX.

Sin embargo, por distintas razones que no es momento de detallar, el mercado fue cobrando cada vez más importancia sobre el autoconsumo, hasta el momento actual en que se vende más del 95% de la producción agropecuaria, dejando para el autoconsumo un escaso 5%. Este vuelco de la orientación de la actividad económica tiene todo tipo de consecuencias, desde la necesidad de competir con otros productores, a una distinta política de costes, pasando por la dependencia del márketing y, muy especialmente, por la dependencia de los canales de distribución.

Del márketing y los costes hablaremos más adelante, pero hoy, para empezar, me parece fundamental que nos centremos en los canales de distribución, que son, a mi juicio, el verdadero talón de Aquiles del desarrollo rural.

El mayor problema del agricultor y el ganadero no es producir, sino conseguir vender esa producción a precios razonables, sin caer en las redes de distribución que multiplican por diez, por veinte, y por más aún el precio de un producto desde que sale del campo hasta que llega a la mesa del consumidor.

La mayoría de los intentos de cooperativización del campo han sido enfocados a la reducción de costes, pero la necesidad prioritaria de las pequeñas explotaciones se encuentra más bien del lado de la comercialización. Nuestros agricultores y ganaderos son capaces de generar productos de altísima calidad, pero casi nunca pueden penetrar en las redes comerciales de las grandes superficies, con sus contratos de exclusividad y sus pagos a cien o incluso doscientos días, y mucho menos aspirar a exportar su producción, con toda la complejidad que ello implica (idiomas, normativas de etiquetado, normativas de transporte, etc.)

Los pequeños productores, que son los que pueden fijar población y reconstruir el tejido económico y social, necesitan, ante todo, mecanismos que les permitan coordinar la comercialización de sus productos, la creación y promoción de marcas propias y la internacionalización de los mercados. Sólo así dejarán de estar en la apabullante indefensión que ahora se encuentran frente a los distribuidores.

Esta es, a mi entender, la gran oportunidad de cualquier entidad pública o privada que quiera dedicarse al desarrollo rural: la creación y desarrollo de entidades o cooperativas comerciales que reúnan los productos de toda una serie de pequeñas explotaciones, los pongan bajo el paraguas de una marca o denominación, y ayuden a los productores a encontrar un hueco en el mercado para estos productos.

Esto es lo que han hecho, con gran éxito, las denominaciones de origen, y a mi entender es el camino que debemos explorar con nuevos productos y nuevas iniciativas.

Share

El Foro de Acción Rural (FAR) reclama una ‘participación real’ de la sociedad civil en las políticas de desarrollo local

Pide al Estado una mayor implicación financiera y que se articulen mecanismos que impidan la pérdida de fondos destinados al medio rural.

Los colectivos integrantes del Foro Acción Rural (FAR) han reclamado al Gobierno que dé cauce a la participación de las organizaciones de carácter económico, social y ambiental vinculadas al medio rural en todas las fases de la programación 2014-2020.  A través de una carta dirigida al director general de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda, José María Piñeiro, el foro ha solicitado un acuerdo de asociación que abra “un proceso de participación activo y no meramente informativo”, en el cual la sociedad civil pueda participar en todas las fases del programa, desde su diseño y elaboración hasta su revisión, seguimiento y evaluación.

En cuanto al Marco Nacional, el Foro de Acción Rural apuesta por sentar las bases para que en los PDR se desarrollasen determinados ‘subprogramas temáticos’, como algunos de los que propone el propio reglamento FEADER (en relación con jóvenes agricultores, mujeres rurales, adaptación al cambio climático o zonas de montaña), con el objeto de avanzar hacia el logro de los fines perseguidos por el propio reglamento.

También hace votos porque se pueda establecer un mecanismo de compensación financiera entre los diversos programas (nacional y regionales) con objeto de evitar posibles pérdidas de fondos, tal y como está sucediendo en la actual programación, y se pueda llegar a una ejecución del total de los fondos previamente asignados por el FEADER.

En cuanto al LEADER, reclama que se le dote financieramente con carácter de multifondo, aprovechando la posibilidad que permite el Marco Estratégico Común (MEC) de optar a la financiación de otros fondos estructurales, además del FEADER.

Respecto a la parte de cofinanciación nacional por parte del MAGRAMA, los integrantes del foro advierten de que se trata de un porcentaje escaso. “De no incrementar de manera sustancial la parte cofinanciada por las comunidades autónomas, el resultado será una pérdida de fondos para el mundo rural, a pesar de las cuantías del fondo comunitario FEADER”, subraya la misiva. Además, tilda de “ilógico” que ese 30 % aplicable sobre los niveles máximos de cofinanciación a nivel regional, y también respecto a las medidas concretas, tenga como resultado que el MAGRAMA apoye financieramente con mayor cuantía a las regiones más desarrolladas y a las medidas menos prioritarias desde la óptica comunitaria, lo que constituye un contrasentido.

vía El Foro de Acción Rural (FAR) reclama una ‘participación real’ de la sociedad civil en las políticas de desarrollo local.

Share

Los repobladores del medio rural en España son universitarios de 35 años con hijos

La fundación “Abraza la tierra” lleva una década facilitando la llegada, el asentamiento y la integración de nuevos vecinos emprendedores en pueblos del país. 

Volver a los pueblos desde grandes áreas urbanas es una posibilidad que cada vez contemplan más personas en nuestro país. Desde 2010, la fundación Abraza la Tierra es la única entidad en España que informa, asesora y acompaña, de manera organizada, gratuita y profesional, a aquellas personas que desean irse a vivir al medio rural. Un proyecto pionero también en Europa, que aborda la despoblación de un modo práctico, a través de un protocolo de actuación fiable y contrastado.   

De manera reciente se está comenzando a invertir la tendencia del conocido “éxodo rural”.  La crisis económica y la destrucción de empleo, tanto en entornos rurales como en los núcleos urbanos, y otras razones como la búsqueda de un lugar más tranquilo, un entorno más natural o el deseo de volver a la agricultura están creando la atmósfera adecuada para repoblar y dar vida a los pueblos de nuestro país.

Antes del estallido de la crisis, estos núcleos rurales parecían lugares adecuados para estancias cortas o para actividades de tiempo libre. Así nació y se desarrolló el “turismo rural”. Sin embargo, la tendencia a vivir y trabajar en los pueblos de manera continua está comenzando a extenderse, sobre todo “entre parejas en torno a los 35 años, con estudios superiores universitarios, que se plantean crear una familia ya fuera de una ciudad”, asegura la coordinadora de las oficinas de acogida de Abraza la Tierra y responsable de comunicación y relaciones con los medios de la organización, Eva María González Rodríguez.

Los pueblos, un espacio a explorar  

Por un lado, están las personas que contemplan la vuelta al pueblo como una salida a una situación de desempleo o búsqueda de nuevas oportunidades laborales, sin embargo esta no es la única opción.

En los últimos años, se han impulsado diferentes proyectos educativos y sociales que han logrado revitalizar los pueblos a través de programas concretos, como el de la fundación Abraza la tierra, cuyo objetivo es la revitalización del medio rural con un modelo de actuación que consiste en facilitar la llegada, el asentamiento y la integración de nuevos vecinos emprendedores en las zonas rurales.

Eva María González Rodríguez cuenta a Tendencias21 el origen de la Fundación, y entre otras cuestiones cómo se ve el medio rural como nuevo hábitat y espacio de trabajo.

¿Cuál es la labor de la Fundación Abraza la tierra?  

La fundación se formalizó el 30 de septiembre de 2010 ante notario. La fundación Abraza la Tierra se crea a partir de un proyecto de cooperación interterritorial ABRAZA LA TIERRA, que nace en 2004 y cuyo objetivo es y ha sido la revitalización del medio rural con un modelo de actuación que consiste en facilitar la llegada, el asentamiento y la integración de nuevos vecinos emprendedores en las zonas rurales.

Abraza la Tierra lleva años (desde julio de 2004) trabajando con el objetivo de fijar población en los pueblos, con un modelo de actuación fiable y contrastado, que ofrece garantías a los nuevos vecinos, a la población local y a los municipios.

Trabajamos para hacer visible, a toda la sociedad, la despoblación que sufre gran parte del medio rural de este país, porque es un problema que nos afecta a todos y todos debemos contribuir de una u otra manera a solucionarlo.

¿Cuáles son las Comunidades Autónomas de España más activas a nivel de repoblación?  

Aragón y Castilla y León llevan años trabajando por asentar población en sus territorios porque su realidad es la de un medio rural, lleno de pequeños municipios que ven como pierden sus habitantes.

No estoy hablando a nivel político, aunque esas Administraciones autonómicas sí que hablan de “luchar contra la despoblación”, sino más una labor de la sociedad que habita allí y, sobre todo, y en nuestro caso, de los grupos de desarrollo rural que trabajan por el medio rural de las comarcas.

En cuanto a las zonas a las que más personas se han trasladado con nuestra ayuda, destacan la Comarca Nordeste de Segovia (quizás por su cercanía con Madrid), Cantabria (quizá por su riqueza natural y de paisaje), el Bajo Aragón, Matarraña, y la zona salmantina de la sierra de Béjar-Sierra de Francia.

Otras iniciativas de repoblación en España  

Las iniciativas de repoblación en España se dividen en dos grandes bloques; por un lado está la repoblación de pueblos abandonados y, por otro, está la de repoblar pueblos envejecidos o con poca población.

Mientras que la fundación Abraza la Tierra se encarga de enriquecer el tejido social y económico de localidades que -aunque tengan pocos habitantes- siguen vivas y dotadas de servicios para vivir, hay otra serie de iniciativas que tratan de empezar desde cero.

La plataforma Pueblosocial.es tiene como objetivo repoblar los casi 3.000 pueblos que están abandonados en España. Para las repoblaciones se tienen en cuenta las energías renovables, la permacultura, la bioconstrucción o el reciclaje, sin olvidar otros elementos como la agricultura, la educación y la cultura.

Entre las iniciativas que han tratado de repoblar los pueblos abandonados están sobre todo las de la zona del pirineo aragonés. Una iniciativa importante son las llamadas ecoaldeas, que implantan ideas ecológicas y de vida en comunidad. La red, que promociona este movimiento es: la red Ibérica de Ecoaldeas.

vía Los repobladores del medio rural en España son universitarios de 35 años con hijos.

Share

La Comisión Europea y el Foro Europeo de Jóvenes Innovadores lanzan una iniciativa para jóvenes emprendedores en el ámbito de las TIC

Durante los próximos ocho meses, un total de diez ciudades europeas acogerán un circuito de actividades destinadas a jóvenes emprendedores. La iniciativa, liderada por la Comisión Europea, en colaboración con el Foro Europeo de Jóvenes Innovadores EYIF, se denomina “Startup Europe Roadshow” y está especialmente dirigida a jóvenes que quieran iniciarse en el mundo empresarial y de las nuevas tecnologías.

El proyecto “Startup Europe Roadshow” permitirá a jóvenes graduados en ámbitos relacionados con las nuevas tecnologías comenzar su carrera como emprendedores. La inauguración oficial tendrá lugar el 27 de febrero en Poznan, Polonia, y le seguirán una serie de actividades durante ocho meses en las ciudades de París, Berlín, Olomouc, Atenas, Londres, Madrid, Bucarest, Lisboa y Budapest. Los resultados de estos eventos se debatirán el próximo septiembre en la ciudad de Bruselas.

La iniciativa tiene como objetivo fomentar el espíritu y la cultura emprendedora en la UE, especialmente en el ámbito de las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC. En cada ciudad, se llevarán a cabo actividades que permitirán a los participantes intercambiar ideas e interactuar con emprendedores que ya hayan logrado montar su propia empresa en el ámbito de las TIC y que compartirán su experiencia. Los jóvenes podrán así recibir orientación y formación de otros emprendedores de éxito sobre cómo iniciar y desarrollar un negocio.

vía La Comisión Europea y el Foro Europeo de Jóvenes Innovadores lanzan una iniciativa para jóvenes emprendedores en el ámbito de las TIC.

Share