El Astroturismo, la interpretación de las estrellas como recurso turístico

No sé vosotr@s, pero yo siempre que puedo me tomo un momento para mirar las estrellas y siempre acabo pensando en lo bonitas que son y lo poco que sabemos de ellas. El estudio de las estrellas es algo desconocido para muchos y con un gran potencial, pese a la evidencia de ser un elemento accesible para todo el mundo.

La apuesta por el gusto y la contemplación del firmamento, da origen a lo que se conoce como Astroturismo. Esta corriente consiste en la búsqueda de lugares idóneos para la observación del cielo. Una actividad transversal en la que convergen cultura, ciencia, turismo y medio ambiente.

El primer gran paso se dio en 2007, a raíz de la Conferencia Mundial en Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas, se afirma que “el derecho a un cielo nocturno no contaminado que permita disfrutar de la contemplación del firmamento, debe considerarse como un derecho inalienable de la humanidad, equiparable al resto de los derechos ambientales, sociales y culturales”. Se pone de relieve la importancia de controlar la contaminación lumínica y de proteger la calidad astronómica de las áreas privilegiadas para la observación científica del universo, algo que debe constituir “una prioridad en las políticas medioambientales de carácter regional, nacional e internacional”.

La iniciativa Starlight, surgió también de dicha Conferencia, y está  basada en una campaña a nivel internacional en defensa de la calidad de los cielos nocturnos y el derecho general a la observación de la estrellas. Lo interesante de esta iniciativa es que está abierta a la participación de todas las instituciones y asociaciones científicas, culturales y ciudadanas relacionadas con la defensa del firmamento. El fin de la iniciativa pretende reforzar la importancia que los cielos nocturnos limpios tienen para la humanidad, realzando y dando a conocer el valor que este patrimonio en peligro posee para la ciencia, la educación, la cultura, el medio ambiente, el turismo y como factor calidad de vida.

Hasta el momento, sólo cinco ubicaciones poseen el título de destino turístico Starlight, cuatro de ellas en España: Alqueva (Portugal), La Palma (Islas Canarias), la Reserva de la Biosfera de La Rioja, Granadilla de Abona (Tenerife) y el Montsec (Lleida). Sin embargo, son muchos los lugares que se encuentran en trámite para intentar pasar a formar parte de este selecto grupo. Entre los candidatos se encuentran el Parque Nacional Fray Jorge (Chile), el Tirol, el sudoeste de Kerry (Irlanda), La comarca de Babia (León), la sierra de Gredos y algunas zonas en Tenerife, Teruel y Andalucía.

Junto a los destinos turísticos, la fundación ha creado la categoría de Reserva Starlight, que sirve para identificar espacios en los que se establece un compromiso por la defensa del acceso a la luz de las estrellas. No es necesario que estas zonas posean un desarrollo enfocado al turismo, pero se les exige una calidad del cielo mucho mayor y una serie de valores añadidos asociados, ya sean culturales, científicos, astronómicos, paisajísticos o naturales. Entre otros requisitos, una reserva de este tipo debe tener una o más zonas núcleo o de exclusión donde se mantengan intactas las condiciones de iluminación natural y nitidez del cielo nocturno. A día de hoy, sólo la isla de La Palma posee esta certificación, aunque ya hay varios lugares en todo el mundo que aspiran a conseguirla.

Además, para seguir enriqueciendo el turismo de las estrellas, Starlight promoverá un nuevo tipo de certificaciones dirigidas a hoteles y casas rurales vinculadas de algún modo con la contemplación del firmamento.

Como hemos apuntado anteriormente y en lo que respecta a León, el consorcio para la gestión y administración de la Reserva de la Biosfera de Babia trabaja ya para intentar la adhesión de la comarca leonesa, de la que forman parte los municipios de Cabrillanes y San Emiliano, al programa Starlight. Actualmente se encuentran en la primera fase, realizando los estudios de análisis de contaminación lumínica, luminarias y brillo nocturno para ver el rango de estrellas que se ven en los cielos de Babia.

Nos ha llamado la atención la iniciativa Soria Estelar,  campaña a través de la cual se quiere certificar a Soria en Reservas Starlight y Destinos Turísticos Starlight. Su intención consiste en pasar a ser el observatorio estelar más grande de Europa. Una apuesta por el aprovechamiento de su escaso nivel de desarrollo industrial, que revierte en encontrar en el Astroturismo un destino de reconocimiento internacional en base a la calidad de su entorno.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente también propone una iniciativa en relación a este tipo de “Turismo estelar”. Consiste en una iniciativa en relación a la formación y asesoramiento de 120 trabajadores vinculados al turismo rural. Esta iniciativa trata fortalecer las capacidades de los trabajadores del sector del turismo rural e impulsar emprendimientos verdes en el medio rural excluido y despoblado.

Desde Cidecot apoyamos este tipo de iniciativas por un Turismo Responsable de la mano de todos los agentes implicados. Nos ponemos a tu entera disposición por cualquier duda que te surja en relación al Astroturismo o cualquier corriente que te pueda interesar.

Fuente de la imagen: cobresrural.blogspot.com

Colaboración: Daniele Leoz

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *