La artesanía como potenciador de la actividad turística local

La artesanía como actividad tradicional es una expresión de la tradición y de la cultura popular de los pueblos o destinos turísticos. Como elemento diferenciador esta actividad puede aprovecharse para potenciar el turismo dentro de los destinos rurales y favorecer así la oferta turística de lugares con una posibilidades limitadas, pero con una rica cultura y tradición.

La artesanía ha sido a lo largo de los años una actividad fundamental que ha servido como soporte a diversas áreas del entorno rural y que con la industrialización ha quedado relegada a un segundo plano. Esta actividad hoy en nuestros días ha dejado de ser fundamental, a ser una expresión de la tradición con un valor añadido asociado a las raíces de los pueblos.

Para que la actividad artesana prolifere se deben poner los medios adecuados para que los destinos turísticos puedan dar cabida a esta actividad tradicional. Las bases sobre las que estructurar esta actividad son:

  • Definir la demanda de los turistas que estén dispuestos a adquirir el servicio de turismo artesanal.
  • Establecer la estructura organizacional de la empresa que oferta turismo artesanal.
  • Plantear estratégicas de promoción y publicidad para ofertar turismo artesanal que permitan una rápida difusión de una nueva alternativa turística vivencial.
  • Determinar la factibilidad financiera del proyecto estableciendo la cantidad de recursos a utilizarse.

Después de leer estas líneas solemos afrontar positivamente actividades de este tipo, pero esta buena predisposición se suele quedar simplemente en buenas palabras. Lo que queremos con este pequeño artículo es que os quedéis con el concepto de apoyo a la artesanía local y también conozcáis como un destino puede realizar diferentes actividades para potenciarla. Puede incluso que ya se estén haciendo, pero también puede ocurrir que no se esté planificando como se debiera. Sea como sea, vamos a proponer algunas actividades para que desarrolléis en vuestros destinos y apoyéis la artesanía local:

  • Rutas artesanas. Sobre una temática central, existe la posibilidad de realizar rutas en relación a la evolución ligada con el contexto rural a lo largo de los años. Acotar las posibilidades suele la base de que nuestra ruta tenga sentido y sea viable.
  • Venta de producto final. La artesanía se traduce en producto y por lo tanto la propia comercialización y el fomentar su distribución es un posibilidad que al turista le resulta atractiva.
  • Exposiciones de productos de artesanía. Las exposiciones de arte siempre dan un toque dinámico y diferencial allá donde se expone. Poder integrar el arte en el contexto enriquece la oferta turística y transmite la tradición y tendencia.
  • Talleres con los artesanos. Las nueva corriente experiencial del turismo hace que el turista quiera ser parte activa de la tradición de los lugares. Facilitar la compresión a través de actividad prácticas es una excelente fórmula.

La clave del artículo es la importancia que posee la conservación de la artesanía en la tradición de los pueblos. Es por ello que la relación que se establece entre turismo y artesanía debe de potenciarse y tenerse muy en cuenta, ya que puede ser una actividad que dinamice el turismo así como la economía de las zonas rurales.

Si se os ocurre alguna otra forma para potenciar la artesanía a través de la actividad turística, estaremos encanados de añadirla al artículo y por supuesto, mencionaros.

Imagen destacada gracias a: http://soyrural.es/

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *