Retorno al origen de mano del Agroturismo

Con el actual éxodo masivo desde el campo a las ciudades se pierde esa relación tan primaria con el entorno natural. Vivimos rodeados de hormigón y nos convertimos en urbanitas  alejados de nuestros orígenes. Esta distancia se hace más evidente en los más pequeños de la casa, cuando prácticamente nunca han visto un animal de granja o no saben de dónde proceden alimentos tan cotidianos como la leche. Aquí es donde el agroturismo aporta al destino el atractivo que supone el acercamiento de las personas al entorno rural.

Lo mejor es partir de la definición de Agroturismo, que consiste en la modalidad turística en áreas agropecuarias que proporciona contacto directo con actividades agrarias tradicionales, con aprovechamiento del ambiente rural y las manifestaciones culturales y sociales. En este tipo de turismo existe la alternativa de que la población rural se implique aportando su actividad tradicional como un atractivo singular de la actividad turística en la zona.

Los destinos rurales tienen mucho que decir y encuentran en el Agroturismo un gran filón que aporta diferenciadores que pueden constituir el atractivo principal o complementar una actividad turística estructurada.

Como iniciativa reguladora de esta corriente Agroturística me gustaría destacar el  Centro de Agroecología y Medio Ambiente de Murcia (CEAMA). Una iniciativa pionera en nuestro país que ha destacado como motor de desarrollo agroecológico en la región, potenciando la cultura campesina, la investigación y el desarrollo de la agricultura ecológica, a través del turismo entre otras cosas. Se basa principalmente en una serie de líneas:

  • Desarrollo de sistemas agrarios sostenibles,
  • Recuperación de biodiversidad agrarianatural y cultural de la zona
  • Diseño de bioitinerarios temáticos con los atractivos naturales.
  • Potenciación de la producción agraria ecológica, razas autóctonas locales y su integración con la vegetación de la zona.

Me parece interesante destacar la Fundación EcoAgroturismo. Esta institución trabaja en base a la colaboración entre asociaciones e iniciativas individuales relacionadas con el turismo rural, la etnografía y el medio ambiente. Además en la web de La Fundación EcoAgroturismo, representante de ECEAT en España, tienen el  objetivo de promocionar el turismo sostenible en nuestro país. Para ello, trabaja en la implantación del Sistema ECEAT de calidad, a través de certificaciones que midan el nivel de compromiso medioambiental de los alojamientos y, en general, de las empresas turísticas. Desde 2008 este sistema de certificación está disponible de forma online en la Web de la Fundación. Y en la página de Ecotur podemos encontrar una guía online de alojamientos ecológicos promovida igualmente por la Fundación.

Centrándonos en algunos ejemplos en Comunidad Autónoma de Castilla y León nos gustaría hacer un pequeño repaso para que veáis como, apostando por la conservación de las tradiciones, se pueden llevar adelante iniciativas económicamente viables:

  • Agrosegovia: Pequeña empresa familiar, dedicada a la producción ecológica de cereales y leguminosas destinados principalmente a consumo humano: trigo duro y centeno panificables y lenteja pardina. Se realizan visitas a las fincas agrarias coche o en bicicleta (previa cita). En las fincas se muestran los cultivos, enseñando a distinguir las variedades y las técnicas de labranza que emplean.
    A su vez, se enseñan la fauna y flora asociadas a los cultivos, así como las funciones y beneficios que tienen para la agricultura y para las personas en el caso de las plantas (usos medicinales, alimenticios, industriales, etc.)
  • El Mirador de la Cigüeña: Explotación familiar dedicada a la cría en régimen extensivo de ganado vacuno, en su mayoría de raza autóctona avileña negra ibérica para su posterior venta para alimentación humana. La actividad consiste en paseos a pie para alimentar a las gallinas y recoger los huevos. Se visita al ganado y, si se quiere, se ayuda en las tareas cotidianas.  La jornada se complementa con explicaciones sobre el manejo de los animales, alimentación y la problemática asociada al sector.

Después de este pequeño recorrido por iniciativas y ejemplos de Agroturismo, queremos dejar claro que si algo hace grande el mundo rural, es sencillamente su esencia y sus peculiaridades. No intentemos ser algo que no somos, sino simplemente explotemos aquello que sabemos hacer. Somos canalizadores de cultura y tradiciones, y todo aquel que venga a conocernos debe formar parte de la estructura que conforma la comunidad.

Andres

Técnico especializado en Marketing Turístico

Facebook Twitter 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *